En el pedir está el dar

 

Hace más de 90 años,  supongo que puede haber testimonios más antiguos, pero consideremos  lo siguiente: un bibliotecario, leyenda y héroe de las bibliotecas de EU,  John Cotton Dana,  en una ocasión escribió sobre la relación de los bibliotecarios con los usuarios, alentando por una relación más relajada buscando la manera de acercarse al usuario. En dicho artículo comentó que a los usuarios no les gusta que les llamen la atención, que ellos saben comportarse:

They like to have their institutions seem to assume—through, for example, the absence of signs—that they know how to conduct themselves courteously without being told.” 

Ok. Esto no ha cambiado. A nadie le gusta que le  llamen la atención en la biblioteca. Pero cuando se trata de tener un espacio para la concentración y el estudio sin distractores, nos podemos encontrar con que el vecino de la mesa está hablando por celular.  

Bueno pues esto viene a colación por que me he topado con diversas maneras de pedir guardar silencio en bibliotecas. Si algunos de ustedes leyó el post anterior, en el comentario de J.  añadió un  enlace, precisamente de otro post acerca de un cartel  sobre el consumo de  alimentos en las bibliotecas.   

Ahora, para acompañar dicho comentario les presento algunas imágenes de carteles sobre el guardar silencio. Ustedes dirán cuál les gusta más. 

 

¿Quieres un mejor servicio?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

silent-study-rooms UTS biblioteca en Sidney

 

 silent zone College of DuPage Library

 

quiet zone College of Dupage Library

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Connect with your library College of Dupage Library

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

quiet please

 

 

 

 

 

 

 

 

 

biblioteca almeria españa

 

 

 

 

 

 

 

campaña de silencio en bibliteca universitaria españa

5 respuestas a En el pedir está el dar

  1. Juan Manuel Zurita Sánchez dice:

    Está de fábula akel ke versa sobre las chikas en takones, jeje. Pero en honor a la verdad prefiero uno que estimule tanto la pansa como el cerebro. Bon apetit.

  2. Irma dice:

    Me gusta la idea de que estén identificadas diferentes zonas con graduales niveles de silencio en una biblioteca. Si bien el silencio es prodigioso a la hora de leer y estudiar, también hace falta que exitan lugares donde se pueda trabajar en equipo a la par que se consulta el material. Aquí en BC buena falta harían unos cubículos para ese fin, desafortunadamente el espacio está agotado. Otra buena razón para recordar el sueño guajiro de un edificio independiente para la DGB.

  3. Me parece excelente el cartel de BC en donde se pregunta al usuario si quiere un mejor servicio. Ojala la DGB pudiese proporcionarnos a cada biblioteca del sistema varios de estos carteles. Saludos y felicidades por el blog.

  4. Blanca dice:

    Hola Caty, felicidades y gracias por esta muestra de carteles. Desde mi punto de vista sería excelente que pudiera haber alguna campaña con respecto al ruido en nuestra Biblioteca Central. Creo que el lector lo merece y lo agradecería.

  5. Edith dice:

    Algunos carteles podrían implementarse en las áreas de trabajo de la biblioteca o dentro del departamento. No creen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: